PERSONAS QUE APORTAN

Mónica Ávila Storer y la iniciativa que cambió la vida (a ella y a sus amigas)

2021-12-13

Aguascalientes

 

Aguascalientes, Ags.- "¿Con éste dinero hasta dónde puedo viajar…?", preguntó la joven mujer al tiempo que depositaba un puñado de monedas y billetes en el mostrador de una Central de Autobuses en el estado de Michoacán. "Alcanza para llegar hasta Aguascalientes", le respondieron.

Al día siguiente, dos hermanas que pasaban por ahí encontraron  a aquella mujer llorando en una banca del Jardín que está frente al Templo de San José, en el centro de la ciudad de Aguascalientes. Se acercaron a preguntar qué le pasaba y la respuesta fue que estaba embarazada, que la habían echado de su casa, no tenía a donde ir y estaba desesperada…

Aquellas personas la hospedaron en su casa y se dieron a la tarea de buscar quién pudiera ayudarles en este caso.

Gracias a la información de un impreso que alguien les había entregado, acudieron a una pequeña casa en el Fraccionamiento Panorama, conocieron lo que es VIFAC Aguascalientes y desde esa noche aquella mujer michoacana tuvo un lugar donde dormir, comer y tranquilizarse para analizar con calma su situación y las alternativas.
Sin ella saberlo, fue la primera mujer en ser apoyada por VIFAC Aguascalientes. Corría el año 2005.

VIFAC inició en la Ciudad de México en 1985. En Aguascalientes en el 2000

La historia había comenzado tiempo antes. Un grupo de madres de familia con inquietud de emprender alguna labor de voluntariado, estaba en busca de iniciativas donde ayudar. Alguien les comentó de un proyecto surgido en la Ciudad de México en el año 1985 que se dedicaba a atender y capacitar a la mujer en estado vulnerable durante el embarazo, ofreciéndoles alternativas para su desarrollo y el de su hijo.

Vida y Familia, aunque comenzó a trabajar tiempo antes, se constituyó de manera formal en la Ciudad de México como una Asociación Civil hasta el año 2002, con la visión de estar al alcance de cualquier mujer en el país que enfrentara un embarazo inesperado, para garantizarle sus derechos humanos en esa condición vulnerable y ofrecerle apoyos para que tanto ella como su familia pudieran enfrentar dignamente la vida.

Aquel grupo de madres de familia de Aguascalientes conoció la iniciativa y se decidió a comenzarla aquí, a pesar de las advertencias de algunos que les pintaban un panorama difícil. Más de quince años después, luego de haber construido la sede, de haber apoyado a varios miles de mujeres y de haber colaborado en la adopción de decenas de bebés, coinciden en que no ha sido fácil… pero que ha valido la pena.

Atender primero las necesidades más apremiantes…

Cuando una persona resuelve sus necesidades más apremiantes, (en estos casos esas necesidades son: dónde vivir, dónde comer y dónde atenderse médicamente en el embarazo) puede tener mayor capacidad para tomar mejor las decisiones importantes de su vida, nos dice Mónica Ávila Storer, quien inició y encabezó por años la iniciativa de VIFAC en Aguascalientes. Por ello, añade, les ofrecemos antes que nada el alojamiento, la alimentación, cubrir sus necesidades de vestido y de revisiones médicas y les ayudamos a que puedan tener un modo honesto de ganarse la vida; les apoyamos para que desarrollen habilidades que les permitan salir adelante y sacar adelante al bebé que está por nacer, mediante clases y talleres de costura, música, estética, computación, cocina…

De una forma metódica, las mujeres residentes en VIFAC son atendidas en revisiones médicas para vigilar la marcha del embarazo y cuidar su propia salud. Llegado el momento, reciben al bebé en un hospital, y personal especializado les apoya en su cuidado durante los primeros meses.  Si ellas libremente deciden conservar al bebé, pueden quedarse en la Casa Hogar hasta que éste tenga un año. Y así sucede en la mayor parte de los casos, ya que sólo un muy bajo porcentaje de ellas opta por darlo en adopción.

A la primera casa de VIFAC en el Fraccionamiento Panorama le siguió otra de mayor capacidad en el Fraccionamiento Jardines de la Asunción, antes de que iniciaran la construcción de la sede propia. En un terreno que les fue donado por el Municipio de Aguascalientes y con el apoyo de personas, que en muchos casos prefirieron permanecer anónimas, de fundaciones y de diversas entidades, la primera etapa de VIFAC comenzó a levantarse al arranque de la Avenida López Mateos, en el Oriente de la ciudad y con los años lograron terminar las tres etapas del proyecto. La Casa Hogar fue inaugurada el 29 de septiembre del 2010 y desde entonces ha prestado servicio de manera permanente.

Un proyecto apoyado por muchos

De la manera en que se logró terminar la construcción y completar las instalaciones tienen infinidad de anécdotas en las que se comprueba que cuando las causas son buenas, hay en nuestro entorno una sólida voluntad de aportar desde pequeñas cantidades hasta sumas considerables.

La Casa Hogar de VIFAC consta de un Área Pública en la que se atienden los aspectos administrativos, las solicitudes de información, se reciben proveedores y se hacen actividades de beneficio social como los bazares en los que venden, a familias necesitadas y a precios simbólicos, ropa y artículos que le han sido donados a la asociación.

El Área Privada es donde viven y se capacitan las mujeres residentes de la Casa Hogar y donde encuentran la tranquilidad y privacidad necesarias para atender a sus clases, talleres, y se ejercitan de acuerdo a su condición. Cuentan con cocina y comedor, aulas, salas de estar y habitaciones donde dormir y descansar.

El cunero para recibir a los bebés recién nacidos tiene privacidad y solamente tiene acceso el personal autorizado en atenderlos.

Para los niños (porque se recibe también a mujeres embarazadas que ya tienen otro hijo menor de cinco años) hay un área de jardín y juegos infantiles. En esos casos se les asignan a las mujeres habitaciones especiales, que no son compartidas, como sí sucede en el caso de las mujeres embarazadas sin hijos.

En ese ambiente agradable y tranquilo, las residentes pueden descansar, aprender un oficio o mejorar en una habilidad que les permita valerse por sí mismas y tienen tiempo para valorar su situación y poner las cosas en el lugar que les corresponde. Además, reciben charlas motivacionales que les ayudan a dar un sentido a su vida y prepararse para la nueva etapa como madres que deben sostener a su familia.

Con excepción del personal administrativo, la atención y la capacitación de las residentes es aportada por voluntarias que dan lo mejor de su experiencia y de su tiempo sin recibir remuneración alguna.
En sus primeros 16 años, VIFAC Aguascalientes ha asistido a 3,575 mujeres. En la Casa Hogar se han atendido a 1,173 embarazadas y solamente un mínimo porcentaje de los bebés nacidos durante la estancia de sus madres ha sido integrado a una familia adoptiva. La inmensa mayoría de las mujeres, una vez resuelta la situación urgente que las trajo, y capacitadas para ganarse la vida con un trabajo, deciden conservar a sus hijos.

Mucho trabajo… y grandes satisfacciones

Las dos hermanas aquellas que encontraron en una banca del Jardín de San José a la mujer michoacana que fue la primer residente de la Casa Hogar, fueron las pioneras para integrar el Voluntariado y continúan entusiasmadas con su labor.

VIFAC Aguascalientes ha dejado en estos años grandes satisfacciones. A las mujeres que encontraron aquí un hogar y una familia temporal para guarecerse de la tempestad, a las voluntarias que dan lo mejor de sí en esta labor, a los integrantes del Patronato que han gestionado los recursos para sostener a la asociación y especialmente a las iniciadoras y a las directivas que tuvieron fe en un proyecto que les alteró, les complicó y les cambió la vida.

Patricia Sánchez de Alba, Maribel Díaz Torre, Angelita Guerrero, Mónica Ávila Storer y muchas personas más, están bien convencidas de que ha valido la pena…

ANTERIORES

- Dos grandes constructores ha tenido Aguascalientes, y Nazario Guerrero es uno de ellos

- Un empresario de la construcción, inoculado del virus de la docencia

- El Banco de Ojos y Tejidos, 30 años de ayudar a ver y a sanar

- Estanislao Díaz Soria, la pasión por la música

- De vendedor de telas al mayoreo... a Cónsul de España

- Don Carlos López Aparicio, visión amena y documentada de la historia reciente de Aguascalientes

GPlegal despacho laboral en Aguascalientes
Educación en Aguascalientes
Coronavirus en Aguascalientes
Noticias de Aguascalientes