TÚ DECIDES

'Inesperado', legisladoras pro mujer

2019-09-11

El pasado 4 de septiembre, el productor y actor mexicano Eduardo Verástegui y un grupo de 15 legisladoras federales, de diversos partidos, anunciaron la llegada a México de la película “Inesperado”, un film que pone de manifiesto la falta de información y la manipulación que sufre la mujer ante el aborto.

“Inesperado” es un proyecto pro mujer en el que legisladoras mexicanas, más allá de ideologías y partidos, llevan a la pantalla grande una historia conmovedora que pone de manifiesto la falta de políticas públicas humanas y eficaces de apoyo a la mujer embarazada.

Inesperado, (Unplanned, en los Estados Unidos), es la historia de Abby Jhonson, una mujer que se enroló desde joven en Planned Parenthood, la trasnacional del aborto, y llegó a ser la directora más joven de una de sus más de 600 clínicas en Estados Unidos. Pero un día, vio algo que lo cambió todo…

A la fecha, las embajadoras de la película en México son: las senadoras Lilly Téllez García (MORENA/Sonora), Alejandra Reynoso Sánchez,” la Wera Reynoso” (PAN/Guanajuato), Sasil de León Villard (PES/Chiapas), Martha Márquez Alvarado (PAN/Aguascalientes), Claudia Valderas Espinoza (MORENA/Veracruz), y las Diputadas Sara Rocha Medina (PRI/San Luis Potosí), Geraldina Herrera Vega (MC/Jalisco), Madeleine Bonnafoux Alcaraz (PAN/Sonora), Elba Lorena Torres Díaz (PES/Aguascalientes), Adriana Teissier Zavala (PES/Quintana Roo), Norma Guel Saldivar (PRI/Aguascalientes), Margarita Flores Sánchez (PRI/Nayarit), Ana Paola López Birlain (PAN/Querétaro), Soraya Pérez Munguía (PRI/Tabasco), Carolina García Aguilar (PES/Estado de México), y la ex diputada Paola Félix Galico, quien ahora trabaja en el gobierno de la CDMX.

Enhorabuena, porque todas las mujeres tienen derecho a conocer los riesgos, los problemas y los intereses económicos que hay detrás del aborto en México y en el mundo.

Sólo el presupuesto anual de Planned Parenthood -la transnacional del aborto- alcanzaba hace años los $1,300 millones de dólares” (26 mil millones de pesos, poco más que el presupuesto para 2019 del estado de Aguascalientes),  afirmó una de las productoras ejecutivas.

En la CDMX existen más de 60 clínicas –algunas de ellas clandestinas y sin ningún control sanitario- pero no en todas se practica el aborto en las primeras 12 semanas del embarazo como señala la ley.

En pleno Siglo XXI, la información debe ser plena y transparente, debe fluir con libertad y todas las mexicanas deben estar informadas abiertamente sobre lo que significa un aborto y los riesgos que conlleva. Es inexplicable, por ejemplo, que a la mujer que va a abortar se le impida ver la pantalla del ultrasonido que está viendo el doctor o escuchar los sonidos del corazón de quien va a ser abortado.

La manipulación empieza al decir que el aborto es la interrupción de un embarazo, cuando todos sabemos que sólo se interrumpe lo que luego puede continuar y en el caso del aborto, la vida que había en el vientre de esa madre queda truncada para siempre, jamás volverá.

El aborto no interrumpe, elimina. Vamos a llamar a las cosas por su nombre, el aborto es la terminación de forma brusca de un embarazo por la muerte del embrión o del feto. Es desgarrador, hay dolor y sangre. El procedimiento del aborto nunca está exento de riesgos físicos para la mujer que se somete al mismo, riesgos que pueden desencadenar además en problemas para concebir y para mantener un nuevo embarazo en el futuro.

El aborto inducido, al ser un acontecimiento dramático en la vida afectiva tanto de la mujer como del hombre, puede afectar a la relación de pareja. Por otro lado, hay estudios médicos que señalan posibles riesgos psíquicos para la mujer.
La película estará en cartelera en los cines del país la segunda quincena de octubre.

Gran Hotel Alameda