En Aguascalientes se genera energía a partir del nopal

  • Son varios los participantes en el proyecto
  • Ahora se estudia cómo aprovechar el esquilmo
2017-09-14

Aguascalientes

Aguascalientes, Ags.- A partir de pencas de nopal y de excremento de vaca es posible generar energía eléctrica. Y la única planta que lo hace en México se ubica en un municipio del estado de Aguascalientes: en el de Cavillo.

Este proyecto ha sido posible gracias al apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y a la empresa Cruz Azul, pero sobre a productores de nopal de la región que al tener interés por incrementar el consumo de esta cactácea contactaron al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) para buscar alternativas que permitieran hacer rentable la producción.

Pero además, se daban dos circunstancias: desde mediados de la década pasada, China empezó a trabajar de manera agroindustrial el nopal en productos como vinos tintos y aguardientes. Así que los productores de Calvillo tenían claro que debían hacer algo diferente pues les sería difícil competir con ese gigante. En vista de ello se puso la mira en la generación de energía eléctrica a partir de la biomasa de nopal. Y tras siete años de investigación, en este año de 2017 ya fue posible solicitar el registro de la patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Se trabaja con el nopal dulce

En el arranque del proyecto se usó el nopal de la variedad Opuntia ficus-indica, que por ser dulce no es atractiva para el consumidor. Este producto es resultado de un mejoramiento genético mediante cruzas manuales con polen que tuvo lugar en el INIFAP allá por 1984, pero al que no se le había dado un uso práctico.

En una primera fase, y tras experimentar con varios tipos de equipo, diferentes proporciones y temperaturas variadas, finalmente se dio con la mejor forma de cómo mezclar el nopal con estiércol de vaca.

Miguel Ángel Perales de la Cruz, director de Innovación y Transferencia de Tecnología de Hermanos Perales Asesores, explica que en una siguiente fase se hicieron pruebas en los biodigestores para dar con la temperatura ideal para la generación de biogás.

Tras lograrlo en las cantidades convenientes, ahora ya es posible liberar el gas, mismo que debe aprovecharse de manera inmediata. De ahí que se pasa a una cámara de motor de combustión interna donde un generador eléctrico lo transforma el biogás en energía. Después, esta se conduce hacia un sistema de elevación de voltaje y pasa a la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En promedio, con un metro cúbico de biogás generan 1.8 kilowatts.

Los resultados fueron presentados a la empresa Cruz Azul, que tras analizar la viabilidad del proyecto, accedió a formar alianza con los productores del Comité Sistema Producto Nopal, con INIFAP, el Instituto Tecnológico de El Llano  y la Universidad Tecnológica del Norte de Aguascalientes. Acto seguido, se inscribieron a una convocatoria de Conacyt, y así se obtuvo un apoyo por 18.6 millones de pesos.

Mario Leonel Quesada Parga, gerente de Fundación Produce Aguascalientes, explica que este proceso genera residuo de agua que queda después de la fermentación (esquilmo), en torno al cual se hacen estudios para encontrar formas de cómo reutilizarlo, que puede ser, entre otros como recubrimiento aislante de empaques. Otra posibilidad sería aprovecharlo  como biofertilizante, ya que el esquilmo es un vehículo para las bacterias y bacilos, Azotobacter y Nitrosomonas.

Fuente: Conacyt.

SÍGANOS
Facebook
Linkedin
twitter